Tipos de piel

¿Cuál es tu tipo de piel? Las pieles se suelen clasificar atendiendo a diferentes criterios, según los distintos tipos de dermis y epidermis. Y es que la piel está formada por distintas capas con funciones diferentes.

Así, la epidermis es la capa más superficial, cuyas células se renuevan cada 28 días (más o menos). La dermis es la capa intermedia, donde se encuentra el tejido que otorga firmeza y elasticidad a la piel. Y por último tenemos la hipodermis, formada por tejido adiposo (la grasa), que en el cutis es casi inexistente.

Según como sean estas 3 capas, podemos clasificar las pieles en 4 tipos. ¿Vemos cómo es cada una?

1. Piel normal

Es la piel ideal, pero no la más frecuente ;). Se trata de piel fina, elástica, uniforme y con los poros cerrados.

Para cuidarla simplemente hay que aplicar día y noche una leche limpiadora neutra y algún tónico sin alcohol. Cada 15 días puedes usar una mascarilla hidratante.

2. Piel seca

Es muy fina y delicada, estropeándose con facilidad ante variaciones climatológicas. Es áspera, presenta poros muy cerrados y forma arrugas con facilidad.

Para cuidarla usa cada noche una crema limpiadora específica para pieles secas, y después aplica un tónico calmante. Cada mañana, aplica una crema nutritiva dando suaves masajes para activar la circulación.

Debes evitar las saunas faciales, las lociones que contengan alcohol, jabones y agua.

3. Piel grasa

Presenta una epidermis gruesa, poco elástica y brillante. Los poros están abiertos y son frecuentes los granos y las espinillas. Ahora puede parecer una piel más complicada, pero míralo por el lado bueno, es más resistente y envejece con más lentitud que los otros tipos de piel.

Para cuidarla, límpiala mañana y noche con un gel limpiador equilibrador y tonifica con un tonificador sin alcohol. Para regular el exceso de grasa puedes usar mascarillas de arcilla, pero huye de cremas hidratantes -a menos que sean específicas para tu tipo de piel- y aceites. Exfolia dos veces a la semana.

4. Piel mixta

Es la más frecuente. Es lisa y suave, grasa en frente, nariz y mentón, y seca en las mejillas.

Para cuidarla usa productos suaves, la rutina debe ser la misma que la de la piel normal. A mayores puedes usar una mascarilla desincrustante en las zonas grasas, y una hidratante en las mejillas.

Debes evitar los productos para pieles grasas, pues resecan mucho la piel de las mejillas. También conviene exfoliar la piel una vez a la semana.

Foto vía: Greekadman

 

Deja tu comentario