¿Puedo tomar alcohol cuando estoy a dieta?

alcohol dietaSobre todo cuando se acerca el verano, cada vez hay más gente que decide cuidar la línea. Para todo aquel que comienza una dieta, es muy común la pregunta de si se puede tomar alcohol durante ese control de la ingesta calórica.

Para empezar, hay que distinguir entre los distintos tipos de bebidas alcohólicas, puesto que hay algunas con pocas calorías y otras de muy alto nivel calórico.

Cabe destacar que todas las bebidas alcohólicas contienen las llamadas calorías vacías, lo que significa que no tienen ningún valor nutricional. Aún así, como ya hemos comentado, no todas las bebidas tienen la misma cantidad de calorías.


Una copa de vino o una caña de cerveza contienen muy pocas calorías (aproximadamente 80 kcal.). Por esta razón, no está de más tomar alguna caña o copa de vino cuando se está a dieta, siempre y cuando no se abuse de la cantidad (hasta una o dos a la semana para no perjudicar el trabajo que nos conlleva seguir una dieta).

Las peores bebidas alcohólicas son las de mayor graduación, como puede ser el ron, el vodka, el whisky o el tequila (entre 110 y 130 kcal. cada 50 ml.). Además, hay que tener en cuenta que generalmente este tipo de bebidas suelen combinarse con refrescos. Estos combinados ya suponen un elevado número de calorías (cerca de las 350 kcal. por copa), lo que no es, ni mucho menos, aconsejable si queremos mantener una dieta equilibrada.

Por supuesto, los cócteles contienen muchas más calorías que cualquier otra bebida, ya que además de llevar alcohol de graduación elevada como ron o vodka, tenemos que sumar el azúcar, los licores dulces, los zumos y demás ingredientes con elevado poder calórico. Todo esto crea una auténtica bomba de relojería que no colabora en absoluto con ninguna dieta.

Deja tu comentario