¿El pan engorda?

Que el pan engorda es uno de esos lugares comunes que nunca nos encargamos de comprobar. Así, en el momento en el que nos ponemos a dieta, decidimos, unilateralmente, suprimir el pan de nuestro régimen diario.

Eso se engloba dentro de la tendencia general a rechazar los hidratos de carbono como si fueran el diablo, pero es importante recordar que los carbohidratos son fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y de nuestra mente, y que engordan mucho menos que las grasas. Además, deben suponer alrededor del 60% de las calorías diarias ingeridas, también cuando se está a dieta.

Dentro de los hidratos de carbono, el pan resulta un alimento básico, cuyo consumo está aconsejado a diario.

¿Repasamos algunos de los mitos típicos sobre el pan y la dieta?

1. El pan engorda muchísimo

Como todos los alimentos, el pan tiene calorías, en su caso, unas 250 calorías por cada 100 gramos (alrededor de un tercio de barra), para que compares, una mazana mediana tiene unas 55 calorías, una patata asada mediana 245 calorías y 100 gramos de nueces peladas 600 calorías.

Uno de los problemas básicos del pan es que no se controlan las raciones, así, a medida que se come, se va terminando la barra de pan sin que apenas nos demos cuenta. Si estás a dieta, es importante que controles la cantidad de pan que tomas al día…¡pero no que lo elimines!

Por otro lado, cuando el pan se toma acompañado, el acompañamiento engorda más que el pan en sí. Mantequilla, embutidos, quesos, salsas o patés engordan mucho más que una rebanada de pan. De hecho, tomar una rebanada de pan acompañada de tomate o de un poco de pechuga de pavo, resulta una merienda ideal incluso si se está haciendo dieta.

2. El pan integral engorda menos

El pan integral engorda más o menos lo mismo que el pan refinado, por contra, resulta más sano, así que conviene decantarse por él.  La principal diferencia es que es rico en fibra, lo que resulta adecuado para el organismo, y puede contribuir a dar mayor sensación de saciedad.

3. La miga engorda más que la corteza

Lo cierto es que la miga engorda menos. La composición de miga y corteza son iguales, pero en el caso de la miga va acompañada de mayor cantidad de agua, lo que hace que por cada gramo haya menos calorías y que sacie más. No tiene ningún sentido retirar la miga del pan cuando queremos bajar de peso.

4. Los biscotes engordan menos que el pan de barra

En realidad los biscotes tienen más calorías, pero presentan otras ventajas como que resulta más fácil de controlar la cantidad ingerida y que no son aptas para sopeteos, con lo que se elimina una tentación. Pero si te ves capaz de autocontrolarte, yo optaría sin duda por el pan de barra.

5. El pan de molde engorda más que el pan de barra

La cantidad de calorías que aporta el pan de molde es muy similar al del pan de barra, pero el de molde es menos saludable: tiene más grasa, más sal, más azúcar y numerosos aditivos.

En conclusión, si estás haciendo dieta…¡sigue tomando pan! Eso sí, controla las cantidades y de qué lo acompañas. En una dieta de 1500 calorías se aconseja tomar unas 3 o 4 rebanadas de pan al día.

¿Sueles prescindir del pan cuando te pones a dieta?

Vía: Consumer

3 Comentarios

  1. Pingback:Por qué desayunar – Vida Sana

  2. Pingback:¿Dieta del bocadillo? – Vida Sana

  3. Pingback:Hidratos de carbono – Vida Sana

Deja tu comentario