Mejorar la autoestima

Mejorar la autoestima es fundamental para lograr ser feliz, pero también para ser mejor persona con los otros. El término “autoestima” es uno de esos que ha vivido un boom en los últimos años, y casi todos somos conscientes de la importancia que tiene en nuestra relación con nosotros mismos y con los demás.

Sin embargo una cosa es saberlo y otra llevarla a cabo.Tener la autoestima alta no es fácil, y a menudo se confunde con cosas que no tienen nada que ver, como el narcisimos o la prepotencia (que muestran todo lo contrario). ¿En qué consiste entonces exactamente tener una buena autoestima?

En ser consciente del valor que uno tiene per se, sin compararse con los demás y sin necesidad de hacerlo todo perfecto. Una persona con buena autoestima conoce sus virtudes y sus defectos, pero esto no le impide confiar en su propio criterio, en su capacidad para lograr objetivos, ni disfrutar de las oportunidades que se le presentan, y ser sensible a los sentimientos de los demás.

¿Quieres saber cómo lograrlo?

Hay una serie de acciones que nos pueden ayudar a mejorar la autoestima, aunque siempre dentro de unos límites. Si tu baja autoestima te impide disfrutar de tu día a día, y te sientes triste contigo mismo a menudo, deberías consultarlo con un médico. Pedir ayuda es un paso fundamental para empezar a mejorar la autoestima.

Sin embargo, casi todos pasamos por momentos temporales de baja autoestima. Es importante que sepas reconocerlos, que racionalices y que hagas algo para combatirlos. Y es que la autoestima puede cambiarse a lo largo de la vida, así que nada de pensar “yo es que siempre he tenido la autoestima baja” sino, “¿cómo puedo hacer para mejorar mi autoestima?“. Prueba con lo siguiente:

  • Deja de tener pensamientos negativos sobre ti mismo. Cada vez que detectes que estás centrándote en tus defectos, contrarréstalo buscando una virtud por cada defecto. Puede ser útil que te acostumbres, cada día, a hacer una pequeña lista de cosas que te han gustado de ti mismo durante las últimas horas.
  • No te centres en los objetivos, sino en el proceso. Por ejemplo, mucha gente se pone de objetivo adelgazar 10 kg y si no lo consigue, siente que ha fracasado. Es mejor centrarse en el proceso, hoy “he hecho ejercicio y he comido sano”, porque además eso nos ayuda a comprometernos más con el proceso, y por lo tanto, a tener más probabilidades de conseguir el objetivo.
  • No te compares con los demás: los demás siempre nos parecen más felices, más guapos y con una vida más perfecta, pero es porque son “otros” y todos tratamos de dar una imagen de “perfección”, pero lo importante es centrarse en lo que uno quiere, no en lo que están consiguiendo otros.
  • Prueba cosas nuevas. Aprender cosas nuevas te hace sentir mejor, ya que te hace conectar con nuevas habilidades que desconocías, y te hace mejorar. Prueba a meterte en un curso de cocina, tenis o piano, ¡te sentirás mucho mejor!
  • Haz ejercicio. Está comprobado que las personas activas desarrollan una autoestima más sana. Estarás más sano y más contento, ¿qué mejor?
  • Expresa tus opiniones. Quizá creas que sin oponerte a nadie todo irá mejor, pero lo cierto es que cuando no actúas como eres, eso va menoscabando tu autoestima. No es cuestión de ir por ahí peleando, pero sí de acostumbrarte a decir lo que piensas.
  • Vive el momento. Obsesionarte con lo que has hecho mal en el pasado no sirve de nada, céntrate, por contra, en no repetirlo de nuevo. Eso te ayudara a sentirte orgulloso de ti mismo en lugar de centrarte en los errores. de la misma manera, trata de no centrar todas tus expectativas en el futuro, sino en ser consciente de las cosas que te hacen disfrutar ahora.
  • Pásalo bien. Corta de raíz ideas del tipo “si fuera más delgado tendría novia”, “si fuera más simpático tendría más amigos” y disfruta de lo que estás haciendo en ese momento y con las personas con las que lo estés haciendo.

¿Qué haces tú para mejorar tu autoestima?

Deja tu comentario