Índice glucémico

El índice glucémico es algo sobre lo está de moda hablar, pero que generalmente se nos presenta como un concepto confuso relacionado con dietas variadas. Vamos, que podría significar prácticamente cualquier cosa.

Lo primero que hay que tener claro es que el índice glucémico mide el efecto de determinado alimento  rico en hidratos de carbono, sobre los niveles de azúcar en sangre. Es decir, tanto los productos con alto como con bajo índice glucémico son ricos en carbohidratos (no tendría sentido medir el índice glucémico, por ejemplo, de un trozo de carne).

¿Quieres saber para qué sirve saber el índice glucémico de los alimentos?

Un alimento con alto índice glucémico es aquel cuyo azúcar se absorve rápidamente, lo que provoca mayores oscilaciones en la insulina (por eso este concepto es importante para los diabéticos) , facilita la acumulación de grasas y nos hace tener hambre más rápido.

Por contra, los alimentos con bajo índice glucémico se digieren poco a poco, manteniendo nuestros niveles de insulina constantes.

El índice glucémico de un alimento solo se puede medir en laboratorio. De todas formas, en el índice glucémico de un alimento influyen muchísimos factores: cómo es procesado, el tipo de fibra, el tipo de almidón, el tipo de azúcar y cómo se cocina.

Algunos alimentos con índice glucémico bajo serían, por ejemplo, la mayoría de las frutas (manzana, cerezas, ciruela, peras, melocotones..), lentejas, judías o garbanzos.

Por contra el pan blanco, la miel, las patatas cocidas, las zanahorias cocidas o el maíz en copos tendría una carga glucémica muy alta.

Hay numerosos estudios que concluyen que una dieta general con carga glucémica baja ayuda a prevenir la diabetes y los problemas cardiovasculares pero, a menos que tengas algún problema de salud, no deberías obsesionarte en comprobar el índice glucémico de cada alimento. Por lo general, no tomamos los alimentos solos, sino acompañados de otros alimentos, y la mezcla influye en el resultado final. Por ejemplo, tomar un alimento de índice glucémico alto acompañado de fibra o grasas ralentiza la absorción de los azúcares.

Y para reducir la carga glucémica total de tu dieta, basta con seguir una dieta equilibrada y variada, rica en frutas y legumbres, y prefiriendo el consumo de productos integrales frente a refinados.

Foto vía Flickr: Mariss Drew

Deja tu comentario