Hidratos de carbono

Los hidratos de carbono tienen una terrible fama que en realidad no merecen y es que… ¿qué es lo primero a lo que renunciamos cuando queremos adelgazar? ¡Pan! ¡Pasta! Y gracias que no se nos da por pasar de la fruta….

Lo cierto es que los hidratos de carbono nos aportan calorías, claro, como cualquier alimento que nos metamos en la boca, pero son compatibles (y necesarios) con la dieta, siempre y cuando tomes raciones adecuadas a tus necesidades y no los mezcles con grasas.

¿Quieres saber más cosas sobre los hidratos de carbono?

1. Función de los hidratos de carbono

Su principal función es la producción de energía para el mantenimiento de las funciones vitales. El organismo transforma los hidratos de carbono en moléculas de glucosa, que son las que alimentan a un sistema nervioso sano.

Además tienen un efecto protector ante las enfermedades cardiovasculares. Esto podría ser el resultado de diversos factores como el mantenimiento de la sensibilidad a la insulina, el aporte de otros micronutrientes y, sobre todo, incrementan la sensación de saciedad disminuyendo la probabilidad de obesidad (mejor si son de absorción lenta, como productos integrales y frutas).

2. ¿Dónde se encuentran los hidratos de carbono?

Hay hidratos de carbono de diferentes tipos, algunos más convenientes que otros. Por ejemplo, la fruta y las legumbres nos aportan hidratos de carbono de absorción lenta, así que crean una mayor sensación de saciedad que los panes blancos o la miel, que son de absorción rápida.

3. ¿Comer hidratos de carbono engorda?

Cada gramo de hidrato de carbono aporta 4 calorías, pero antes de decir “yo de eso no quiero”, piensa que las calorías son fundamentales para el día a día, y que si quieres adelgazar no es a costa de tu salud. De hecho, los hidratos de carbono son necesarios en cada una de las tres comidas principales del día, sí, sí, en la cena también.

Consumir hidratos de carbono en su justa medida no engorda, lo que engorda es seguir una dieta desequilibrada, que abusa de las grasas y que no se combina con ejercicio. ¡No demonices a la pasta!

En diferentes estudios se ha probado que en personas obesas la principal fuente de calorías son las grasas  (de hecho, cada gramo de grasa aporta 9 calorías, frente a las 4 de hidratos y proteínas).  Por otro lado los alimentos ricos en carbohidratos producen en el organismo sensación de saciedad, lo que limita la ingesta.

1 Comentario

  1. Pingback:Índice glucémico – Vida Sana

Deja tu comentario