Cuidado de la piel, en otoño

El cuidado de la piel en otoño exige unas rutinas un poco diferentes, para combatir los estragos de pasar del calor al frío. Ya sé que aún quedan unos días para que llegue el 21 de septiembre, pero lo cierto es que los cambios de temperatura ya están a la orden del día.

Y es que con el comienzo del frío y las calefacciones, la piel tiende a deshidratarse, por lo que es fundamental seguir re-hidratándola, tanto por dentro (bebiendo abundante agua), como por fuera (utilizando una crema adecuada).

¿Qué más podemos hacer para cuidar la piel este otoño?

El frío siempre suele secar la piel, pero en el otoño, con la piel aún dañada por los rayos UVA, el efecto se multiplica. Así, conviene usar una buena crema hidratante a diario, y también evitar las duchas con agua muy caliente, ya que estropean la epidermis. Por último, usar un exfoliante ayuda a eliminar las células dañadas por el sol del verano. Pero tampoco hay que caer en el exceso, ya que en la actualidad algunas personas tienen problemas dermatológicos por abusar de cremas para la piel. En todo caso, siempre debes vigilar que la crema que usas es de calidad y adecuada para tu tipo de piel.

También debes cuidar la dieta, apostando por una alimentación rica en vitaminas (¡mucha fruta y verduras!) para que tu piel se recupere de las agresiones del sol y vuelva a lucir luminosa.  Evitar fumar también te ayudará a conseguir este objetivo.

En otoño es bastante frecuente tener problemas de pigmentación como consecuencia de los excesos del verano, pudiendo aparecer manchas en la piel, blancas u oscuras, especialmente en cara, brazos y escote. En este caso es necesario acudir al dermatólogo, aunque en muchos casos no es posibles tratar las manchas.

También es habitual que la disminución de luz solar típica del otoño agrave enfermedades como el acné o la psoriasis. Si hay un empeoramiento brusco debes consultar a tu dermatólogo para que te adapte el tratamiento.

Vía: Europa Press

 

Deja tu comentario