Cómo controlar el apetito

Controlar el apetito es probablemente la parte más difícil de ponerse a dieta. Es decir, vale, comer sano y equilibrado es hasta agradable, pero…¿qué hacer cuando asaltan esas ganas irrefrenables de picar entre horas?

Lo primero es distinguir si tienes hambre real o no. Si te da igual comerte una manzana que una pastilla de chocolate es probable que necesites energía, pero si lo único que te apetece es lo segundo…¡es puro vicio! Ser capaz de identificar que realmente no tienes apetito real te ayudará a decir no a picotear.

En todo caso, para que puedas llevar tu dieta a buen puerto necesitas unos hábitos que te hagan más sencillo eso de controlar tu apetito. Aquí te dejo algunas pautas para conseguirlo.

Lo primero es la motivación, eso está claro. Si realmente quieres adelgazar o comer más sano, te será más fácil introducir estos hábitos para controlar tus ansias de comer. Pero, ¿qué hábitos son esos?

  • Come cinco veces al día. Llegarás a cada comida con menos hambre, y te será más fácil controlar las cantidades.
  • Picotea sano. Lo que tomes a media mañana o media tarde debe ser también sano y nutritivo: fruta, un minibocadillo, un yogur desnatado…olvídate de snacks salados y bollería industrial.
  • Compra sin hambre. Así no acabarás con la cesta (y la nevera) llena de cosas que no necesitas. ¡Y siempre con lista.
  • Mastica despacio. Así a tu cuerpo le dará tiempo para decirte: “ey, ya estoy lleno”, antes de que sea demasiado tarde.
  • No hagas nada mientras comas. Ni ver la tele, ni trabajar, ni leer (hablar puedes, sí, sino tu familia quizá se lo tome un poco mal ;) ). Estar centrada en lo que comes te hará más consciente de las cantidades.
  • Come siempre en el mismo sitio, idealmente en la mesa de la cocina, así, cuando estés en cualquier otro sitio no lo relacionarás con comida.
  • Sírvete tu ración en el plato y aleja la comida. Parece una tontería, pero cuanto más alejas la tentación, menos probable es que caigas en ella. En la misma lógica, coloca chocolates y chucherías (esto último mejor si no hay en casa) en el último estante de la despensa, ese al que solo llegas subiéndote a una silla.
  • Sírvete la comida en plato de postre. Los platos grandes provocan que los queramos llenar, pues visualmente creemos que hay menos comida de la que hay.

¿Cómo consigues tú controlar tu apetito?

Foto vía Flickr: Ferminius

1 Comentario

  1. Pingback:Comer despacio para comer menos – Vida Sana

Deja tu comentario