Comer fuera de casa

comer-fuera-de-casa
Con el ritmo que llevamos en el trabajo cada día es más frecuente comer fuera de casa. Es casi imposible para muchas personas volver a casa y ponerse a cocinar, por eso muchos prefieren llevarse el táper al trabajo o acudir a algún restaurante cercano para comer. ¿Existe la posibilidad de comer fuera de casa y no descuidar la alimentación? Pues sí, y a continuación te mostramos cómo.

Seguro que cerca de tu trabajo existen varios restaurantes a los que poder acudir. Es importante que leas previamente sus cartas para ver los alimentos que incluyen y la forma de cocinar de cada uno de ellos. Deja a un lado la comida rápida. Una cosa es comer un día puntual en un fast food y otra cosa es acudir varias veces a la semana a este tipo de comida poco saludable; decántante por los menús del día.

Muchas personas optan por los restaurantes fast food por economía o por cercanía. Trata de escoger, si tienes la posibilidad, sitios donde te ofrezcan menús caseros, siempre son menos grasos y más saludables. Si te resultan más caros que los de comida rápida, pregunta por la opción de escoger solo medio menú. Muchos restaurantes permiten elegir solo un plato (la mayoría de las veces comemos dos por gula, porque están incluídos). Te resultará mucho más económico y además podrás controlar mejor tu línea.

Si tu única opción es comer en un restaurante de comida rápida acuérdate de que hoy en día todos ofrecen variedades en ensaladas de verano, platos combinados…no sólo patatas y hamburguesas!
comer-fuera-de-casa
¿Qué pasos debes seguir a la hora de elegir tu menú?

  • Busca menús que ofrezcan aliementos variados.
  • Deben incluir siempre algún plato de pescado.
  • Todos los días debe haber algún plato de verduras y vegetales.
  • Necesitas fuerza de voluntad para sustituir el acompañamiento de patatas, ensaladilla, etc. por ensalada.
  • Suprime los refrescos y sustitúyelos por agua.
  • Trata de evitar platos que contengan salsas muy calóricas (mayonesa, bechamel, etc).
  • Elige platos que estén cocinados al vapor, a la plancha o al horno, no siempre fritos.
  • Sustituye el postre dulce por fruta de la temporada.
  • En vez de café puedes pedir una infusión depurativa, es mucho más sano y te ayudará a hacer la digestión

¿Sueles comer fuera de casa? ¿De qué forma tratas de seguir cuidando tu línea?

Deja tu comentario