Ansiedad al comer

ansiedad al comer¿Tienes ansiedad al comer? La ansiedad en condiciones normales es un mecanismo que nos ayuda a mejorar el rendimiento y a movilizarnos, pero cuando sobrepasa determinados límites, puede ser motivo de tratamiento. Normalmente la ansiedad está causada por factores como el estrés y el exceso de problemas y una de las formas en las que se manifiesta es a través de la ingesta compulsvida de alimentos.

Nosotros mismos debemos tratar de investigar de dónde procede nuestra ansiedad para saber qué es lo que nos está haciendo comer así e intentar cambiar nuestra conducta. En caso de que la situación vaya más allá será necesaria la ayuda de un experto. ¿Quieres conocer algunos consejos para reducir tu ansiedad al comer?


ansiedad al comerEl trastorno de la ansiedad es uno de los trastornos mentales más comunes en los países occidentales. El primer paso es dejar de compadecerte y de culpar a tu ansiedad de tus problemas, tomas cartas en el asunto! Trata de localizar tu foco de preocupación para canalizarlo progresivamente.

Uno de los primeros pasos cuando tienes ansiedad es aprender a quererse más, acepta cómo eres y reconoce tus virtudes para mejorar tu autoestima. Existen otros consejos prácticos que ayudarán a mejorar tu ansiedad:

  1. Practica ejercicio: de todos es sabido que haciendo ejercicio, como correr, se descargan tensiones y se cargan las pilas de energía. Existen ejercicios específicos, como el Yoga que te ayuda a oxigenarte y descargar preocupaciones. Practica el deporte que mejor se adecue a ti y notarás resultados!
  2. Evita los excitantes: reduce o elimina el consumo e alimentos como el café, té o azúcar y sustitúyelos por otros como las infusiones relajantes (melisa, valeriana) y mucha agua y fruta.
  3. Come sentado: es necesario que establezcas unos hábitos a la hora de comer. Siéntate en la mesa y trata de comer relajadamente.
  4. Haz 5 comidas al día: de esta forma adquieres un hábito y te sientes más saciado. Por una parte evitarás el picoteo entre horas, y por otra, no comerás tan compulsivamente a la hora de la comida.
  5. Planificación: planifica las comidas con un día de antelación. Te permitirá preparar platos más saludables y evitarás comer compulsivamente cuando llegues con prisas.
  6. Alimentos saciantes: existen alimentos que aumentan la sensación de saciedad como los batidos de frutas, alimentos integrales y otros líquidos como el agua.
  7. Disminuye el consumo de azúcar simple en postres, chocolates, helados, zumos de frutas artificiales, etc. Este tipo de alimentos ricos en azúcares simples hacen que el apetito vuelva al poco tiempo de haberlos consumido.
  8. Proteínas: en algunas ocasiones detrás de esta ansiedad puede haber una hipoglucemia. Las subidas y bajadas de azúcar (glucosa) en la sangre son las responsables de los ataques de hambre. Las proteínas las tenemos en el pescado, la carne, el queso, las legumbres, los frutos secos, el Tofu, los germinados y la levadura de cerveza entre otros.
  9. Cocina: consume preferentemente alimentos cocinados. Algunos alimentos que se consumen crudos no son saciantes.
  10. Come despacio: tómatelo con calma, después de sentarte a comer dedícale al menos 10 minutos a comer. Mastica despacio y evita la televisión, te ayudará contenerte y saciarte.

Si a pesar de estos consejos tu ansiedad va a más y eres incapaz de controlarlo, consulta a un profesional antes de que la ansiedad vaya a más!

¿Qué trucos utilizas tu para calmar tu ansiedad al comer?

Deja tu comentario