Alimentos para tomar el sol

¿Sabes que hay alimentos que te ayudan a ponerte moreno y a prolongar el bronceado? Normalmente cuando llegan estas fechas notamos nuestra piel blanca cual oso polar y lo único que queremos es pasarnos horas bajo el sol. Pero esa no es una muy buena idea, porque los primeros días conviene tomar el sol, además de con protección, con bastante mesura.

Por contra, solemos olvidar que hay alimentos que aceleran el proceso de bronceado, y que ayudan a nuestra piel a protegerse contra los rayos UVA. En la misma línea de las pastillas bronceadoras de las que hablamos el otro día, existen también “alimentos bronceadores”.

¿Quieres saber cuáles son?

¡Los alimentos ricos en betacarotenos! Estos alimentos tienen una doble función, por un lado, estimulan la producción de melanina (por eso al ponernos en contacto con el sol nuestra piel se broncea más rápido) y por el otro neutralizan los radicales libres (protegiendo a nuestra piel del envejecimiento y del deterioro). Suena más que interesante ¿no?

Algunos alimentos ricos en betacarotenos son las espinacas,  la calabaza, el tomate, los espárragos, las acelgas, la albahaca, la borraja, el mango, el melocotón y por supuesto…¡la famosa zanahoria!

La vitamina C no acelera el ponerse moreno, pero protege las fibras de colágeno y elastina de la piel contra los daños causados por la radiación solar, por lo que asegura una piel más bonita. La puedes encontrar en cítricos, frutas rojas y otros alimentos como papaya, kiwi, coliflor, espinacas y perejil.

También la vitamina E juega un papel fundamental, al bloquear el paso de los radicales libres, preservando nuestra salud. Está presente en legumbres, cereales y frutos secos.

Para prolongar el bronceado es fundamental tomar ácidos grasos (aceites vegetales, pescados azules y frutos secos) ya que hidratan la piel y le dan la elasticidad, permitiendo que el moreno dure más tiempo.

En la misma línea, para prolongar el bronceado y para conseguir un tono uniforme y bonito, hay que mantenerse bien hidratado, bebiendo al menos 2 litros de agua diarios.

A pesar de que todos estos alimentos ayudan a proteger la piel, su protección es limitada, y no servirán de nada si nos pasamos horas bajo el sol sin protección. ¡No te olvides de echarte siempre tu crema de protección solar!

¿Modificas tu dieta en verano para introducir más alimentos “bronceadores”?

Deja tu comentario